Translate

martes, 8 de mayo de 2018

LAS OCHO BASES DE LA DIETA ANTIALÉRGICA


BASE 1 ) DEPURAR Y DESINTOXICAR EL ORGANISMO

En la acción preventiva de la alergia es fundamental desintoxicar el organismo, ayudándolo a disolver y a eliminar las impurezas acumuladas. Ciertos fito-nutrientes contenidos en el rábano negro y la alcachofa, pueden facilitar la eliminación de estas sustancias, a través de los órganos de eliminación, con ello se consigue el drenaje linfático de toxinas, que se traducirá en un fortalecimiento del sistema inmunológico y todo el organismo recobrará vitalidad.



El seguimiento de la DIETA ANTI-ALÉRGICA, pretende estimular también la depuración del organismo, la adhesión a la dieta permitirá en muchos casos la eliminación de las toxinas acumuladas, aun así en algunos casos será importante el empleo de suplementos: personas fumadoras, medicadas (antibióticos, anti-inflamatorios, etc.), desequilibrios alimentarios, ambientes contaminados, etc.



BASE 2) FORTALECER EL SISTEMA INMUNITARIO

Para prevenir las alergias, debemos aportar en la alimentación diaria alimentos y complementos que participen en la modulación de la inmunidad, de hecho existen sustancias naturales, como el propóleo, capaces de intervenir en los procesos de autorregulación del sistema de defensa o inmunomodulación.

Diferentes alimentos que se proponen en la dieta anti-alérgica contienen fito-nutrientes que poseen un efecto protector frente a las alergias. Este efecto protector viene dado por activos contenidos en ciertos alimentos con una clara acción anti-histamínica, como pueden ser determinados bioflavonoides y la vitamina C. Además, los aporte de los ácidos grasos Ω3, GLA (ácido gamma-linolénico) y de determinadas vitaminas y minerales como el magnesio, el azufre, la vitamina B6, B5... (ver cuadro de alimentos a potenciar en  las dietas anti-alérgicas), son fundamentales durante el proceso inflamatorio.



BASE 3) AUMENTAR EL POTENCIAL ANTI-INFLAMATORIO

La nutrición tiene mocho que ver con nuestro POTENCIAL ANTI-INFLAMATORIO, de hecho, a través de la incorporación de determinados ácidos grasos esenciales mediante la dieta cotidiana, como son los ácidos grasos Ω3, Ω6 (GLA) y Ω9 (ácido oleico) y con la eliminación de los ácidos grasos saturados y trans, podemos favorecer en nuestro organismo, la síntesis de sustancias anti-inflamatorias  (ver tabla de alimentos a favorecer). Además existen complementos nutricionales adecuados que nos aportan un extra de determinados ácidos grasos esenciales para potenciar todo nuestro poder anti-inflamatorio, de forma sana y natural.



BASE 4) AUMENTAR EL POTENCIAL ANTI-OXIDANTE

La inflamación es un proceso de defensa inespecífico, cuyo último objetivo es el de la eliminación del agente que produce dicha inflamación, es en realidad un proceso que está muy ligado al proceso de reparación tisular. Durante el proceso inflamatorio especies de oxígeno reactivo como el radical superóxido y el peróxido de hidrógeno se producen en los lugares de la inflamación, contribuyendo al daño en los tejidos. El aporte de sustancias anti-oxidantes con la dieta cobra especies relevancia, como elementos captadores y neutralizadores de radicales libres, fundamentales para prevenir la peroxidación lípidos y la protección y reparación de los tejidos.

La DIETA ANTI-ALÉRGICA contiene alimentos ricos en determinadas vitaminas, oligoelementos y fito-activos (vitamina C y E, selenio, zinc, bioflavonoides, polifenoles, proantocianidinas, etc.) de acción anti-oxidante, fundamental en los procesos inflamatorios.



BASE 5) DISMINUIR LA PERMEABILIDAD INTESTINAL-RESTABLECER UN TRÁNSITO INTESTINAL CORRECTO

Restablecer la permeabilidad intestinal y normalizar el tránsito intestinal es fundamental, como tratamiento de fondo en los procesos alérgicos. El aporte de probióticos y prebióticos va a permitir la adquisición de una flora bacteriana sana, la neutralización de bacteriotoxinas y la disminución del acceso de tóxicos al sistema linfático, todo ello redundará en un fortalecimiento del sistema inmunológico.


Los resultados de diversas investigaciones han permitido identificar que uno de los factores dietéticos que influencian positivamente en la respuesta inmunológica de nuestro organismo, es el aporte de productos lácteos fermentando sin azúcar tipo yogur o Kefir, que actúan aumentando las defensas del organismo.*

La aportación de simbióticos (probióticos y prebióticos) tiene un claro efecto protector de la mucosa, disminuye la hiper-permeabilidad y favorece una menor degradación de la histamina contenida en ciertos alimentos.



BASE 6) REDUCIR Y/O ELIMINAR LOS ALIMENTOS CON CONTENIDO EN AMINAS BIÓGENAS Y ADITIVOS

Reducir los alimentos que producen las llamadas “falsas alergias” (ver tabla), además de alimentos con aditivos y compuestos fenólicos.

Las aminas biógenas se encuentran sobre todo en alimentos fermentados por la actividad de la flora microbiana que en ellos se desarrolla, principalmente la flora acidoláctica. Los quesos muy curados, los productos vegetales fermentados, productos cárnicos fermentados, enaltados, desecados y ahumados, los embutidos, el vino y el pescado fermentado son productos que contienen aminas biógenas, debido a la actividad de la flora responsables del proceso de elaboración mediante fermentación microbiana.

El consumo de alimentos que contengan AMINAS BIÓGENAS empeoran los síntomas de alergia. Si hablamos de prevención, deberemos prepararnos antes de la época en la que empiezan las alergias primaverales, aumentando el consumo de alimentos anti-histamínicos, y eliminando los que puedan tener una alta carga de histamina o liberadores de histamina como son los alimentos con contenido en aminas biógenas, evitándolos mejoraremos la sintomatología típica de las alergias (ver tabla).

COMPUESTOS A ELIMINAR
ALIMENTOS A ELIMINAR O REDUCIR AL MÍNIMO SU CONSUMO
AMINAS BIÓGENAS:
HISTAMINA, TIRAMINA,
FENILETILAMINA,
SEROTONINA
Conservas y semiconservas de pescado (atún, sardinas, anchoas); embutidos crudos curados (chorizo, salchichón, salami, fuet, sobrasada); quesos maduros (parmesano, Emmental, Gouda, roquefort, Camembert, manchego); hígado; carnes y pescados (desecados y ahumados); vegetales fermentados (chucrut, soja);: bebidas alcohólicas (vino tinto, blanco, espumoso y cerveza): levadura de paanificación; frutas (plátanos muy maduros, aguacate); chocolate, galletería. Bebidas refrescantes y zumos.
COMPUESTOS FENÓLICOS
Chocolate, té, café
ADITIVOS
Glutamato monosódico: Caldos y sopas deshidatados, conservas y semiconservas de pescado, salsas, precocinados (pizzas, canelones, croquetas), comida china. Aspartame: Productos de confitería (caramelos, chicles, golosinas), pastelería, panadería, repostería y



BASE 7) DIETA EQUILIBRADA EN CUANTO A SU BALANCE ÁCIDO/BÁSICO

En la dieta se tiene que tener en cuenta el comportamiento ácido/básico de los alimentos tras su metabolización. Ajustar la dieta, en este sentido, nos permitirá equilibrar el Ph de los líquidos fisiológicos y con ello asegurar el buen funcionamiento celular.

Muchos de los alimentos que ingerimos a lo largo del día proporciona a nuestro organismo un exceso de acidez. El consumo abusivo de carne, pescado, embutidos, cereales refinados, café, dulces, alcohol o azúcar produce mucho ácido tras su metabolización. Todo ello normalmente se une a una dieta que no proporciona las frutas y verduras (alcalinizantes) suficientes para compensar el exceso de acidificación orgánica y potenciar así el buen funcionamiento celular, esencial durante el proceso inflamatorio.

ALIMENTOS ACIDIFICANTES:
Carne, huevos, quesos, pescados, embutidos, alcohol, azúcar, harinas refinadas...
ALIMENTOS ALCALINIZANTES:
Frutas, verduras, frutas disecadas, yogures naturales.

La relación entre los alimentos ácidos y básicos en nuestra dieta habitual debería ser de 1:1, en cada una de las comidas que realizamos al día.

Ejemplo de menús equilibrados (ácido/básico): pollo con ensalada, arroz con espinacas. Merienda: bocadillo de jamón con tomate y zumo de fruta sin azúcar.



BASE 8) ELIMINAR, EN SU CASO, LOS ALIMENTOS A LOS QUE SE PRESENTA INTOLERANCIA O ALERGIA ALIMENTARIA.

jueves, 12 de abril de 2018

10 CONSEJOS PARA EVITAR LA CANCERÍGENA ACRILAMIDA

Este compuesto orgánico se forma principalmente en alimentos ricos en hidratos de carbono, horneado y fritos. Este miércoles entra en vigor un paquete de medidas para que la industria la reduzca en sus productos.



La acrilamida es un compuesto orgánico de bajo peso molecular y muy soluble en agua, que se forma a partir de asparagina (un aminoácido) y azúcares reductores, cuando se someten los alimentos a temperaturas superiores a 120 °C y con bajo nivel de humedad. Se forma principalmente en alimentos ricos en hidratos de carbono, horneados y fritos. Su carácter cancerígeno y su presencia en el humo del tabaco y en algunos alimentos, no es algo nuevo, de hecho la Agencia Sueca de Salud ya lo advirtió en 2002.
Este miércoles entra en vigor un paquete de medidas aprobadas por el Parlamento Europeo para que la industria alimentaria reduzca la acrilamida presente en sus productos. Muchos fabricantes se han ido adaptando desde el año 2013, momento en que se lanzó la primera Recomendación de la Comisión Europea. Posteriormente, en 2015, la Comisión Técnica Científica de Contaminantes de la Cadena Alimentaria de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) adoptó un dictamen sobre su presencia en los alimentos, en el que se constataba su carácter genotóxico, neurotóxico y carcinogénico en experimentos con ratas, pero sin suficiente evidencia de sus efectos en humanos. La Comisión alertaba de que los niños son la población más vulnerable, debido a su alta exposición a la acrilamida y a su menor peso corporal.
Los alimentos con mayor proporción de acrilamida son los cereales de desayuno, las patatas fritas, otros tubérculos fritos (batata, zanahoria, remolacha...), snacks, café, café soluble, sucedáneos de café (a base de achicoria y/o cereales), galletas, galletas saladas, masa de hojaldre, comida precocinada (croquetas, empanadillas...), cereales infantiles, potitos infantiles, bollería, barritas de cereales, cucuruchos, barquillos, pan, pan tostado, panecillos, biscotes, frutos secos tostados, frutas secas (como ciruelas pasas, orejones o uvas pasas), chuches, etc.
Los alimentos elaborados a base de maíz y arroz (aptos para celíacos), tienen menor contenido en acrilamida que los semejantes elaborados a partir de trigo, avena, cebada o centeno.
Basándose en estudios con animales, los efectos cancerígenos de la acrilamida son evidentes, parece que derivan de la formación de glicidamida. Según explica la nutricionista creadora de la Dieta Coherente y doctora en Farmacia, Amil López Viéitez, "el consumo mínimo para que la acrilamida aumente el riesgo de cáncer, sin ser una consecuencia directa, es de 0,17 mg por Kg de peso.Una persona que pese 80 kilos, por ejemplo, debería ingerir 13.6 mg al día (13.600 microgramos/día). La ingesta media de café en Europa ya supone un tercio de esta cantidad. De media, los españoles estamos expuestos a 0,53 microgramos/Kg, según un estudio de la Universidad de Valencia, la mitad procede de las patatas fritas, un cuarto del café y el otro cuarto de las galletas o biscotes".
En vista de la evidencia a día de hoy y sin ser excesivamente alarmistas, es necesario establecer medidas de mitigación para reducir la presencia de acrilamida en los productos alimenticios, seleccionando variedades de materias primas que contengan menos precursores, o sometiéndolas a tratamientos tecnológicos. "Por ejemplo, se puede utilizar asparaginasa, una enzima que reduce la presencia de asparagina en las materias primas y dificulta la formación de acrilamida. Al incrementar la humedad, reducir la temperatura o el tiempo de exposición al calor también se consigue reducir la formación de acrilamida", apunta López Viéitez.
Los niveles de acrilamida pueden reducirse aplicando prácticas de higiene correctas y los principios del análisis de peligros y puntos de control crítico (Appcc). Las medidas propuestas por el panel de expertos de la EFSA van en la línea de seleccionar ingredientes con menor cantidad de almidón y de asparagina, mejorar los procesos de almacenamiento y de cocinado.


10 consejos para reducir la ingesta de acrilamida

1.-Respetar los tiempos y temperatura indicados por el fabricante para la fritura u horneado de las patatas, croquetas o empanadillas. No dejar que se oscurezcan mucho, cocinarlos en su punto. Lo recomendable es no pasar de los 160-180º en el horno y los 160-175º en la freidora o sartén. 
2.-Utilizar aceite de oliva para cocinar, incluso para la freidora, tiene un punto de ebullición más alto que el de girasol y permite freír a una temperatura inferior. Además aguanta más frituras y genera menos residuos. Es conveniente que se retiren los pequeños fragmentos, trocitos o migajas de los alimentos que se vayan desprendiendo durante la fritura. 
3.-Evitar la ingesta de alimentos muy tostados o crujientes. Por ejemplo, rascar la superficie de las tostadas o de los sandwiches si quedan muy quemados. 
4.-Al hornear tener cuidado de que no "se queme" el bizcocho, la pizza o las patatas. Si es posible, dar la vuelta al alimento cada 10 minutos o al menos, a la mitad del tiempo de cocción. Evita que se forme esa capa dura tostada, o retírala del alimento, no la consumas. Cuándo se elaboren recetas en casa, utilizar la mitad del azúcar que indica la receta. 
5.-Introducir en el horno una taza con agua para que aporte algo de humedad durante el proceso de horneado. La acrilamida se forma más a mayor temperatura y con un bajo grado de humedad. 
6.-Almacenar las patatas en la despensa, expuestas a la menor luz y humedad posibles, para evitar que germinen. Nunca almacenes las patatas en la nevera. 
7.-Comprar variedades de patata destinadas al uso culinario que se le vaya a dar. Si son para freír, asar u hornear tienen unas propiedades diferentes. Siempre mejor las patatas frescas que congeladas. 
8.-Poner a remojo las patatas antes de cocinarlas. Si es en agua hirviendo basta con escaldarlas un par de minutos, si el agua está templada, basta con 20 minutos y si es en agua fría, una hora. De este modo se separa el almidón y el agua queda turbia. Enjuágalas antes de secarlas y cocinarlas. 
9.-No llenar demasiado la freidora o la sartén, para evitar que el aceite se caliente demasiado. De este modo también se logrará que el alimento absorba menos aceite. Si se preparan menos cantidad de la ración envasada, hay que ajustar la cantidad de tiempo también. 
10.-Reducir el consumo de snacks salados o de bollería industrial,porque contienen muchos azúcares ocultos y grasas trans. Si algún día los consumes, desecha las porciones pequeñas y más tostadas o quemadas.

domingo, 1 de abril de 2018

LOS ANTIHISTAMÍNICOS PUEDEN PRODUCIR INFERTILIDAD EN EL VARÓN

Ciertos fármacos antihistamínicos, que se usan para aliviar los síntomas de la alergia, tienen efectos adversos sobre el aparato reproductor masculino y pueden reducir la fertilidad, según revela una revisión de estudios.




El consumo de antihistamínicos, los fármacos empleados con mayor frecuencia en el tratamiento de la alergia para aliviar sus síntomas, puede aumentar el riesgo de infertilidad en el varón, según revelan los resultados de una revisión de más de 40 estudios, realizada por investigadores del Instituto de Biología y Medicina Experimental en Buenos Aires (Argentina), y que se ha publicado en Reproduction - The Journal of the Society for Reproduction and Fertility.
La histamina es una molécula que produce el organismo cuando el sistema inmunológico detecta una amenaza exterior, y por ello los medicamentos indicados para controlar y disminuir las manifestaciones de la alergia actúan regulando su acción. Sin embargo, la histamina también interviene en otros procesos (más de 23 funciones fisiológicas), y el consumo de antihistamínicos (que se suelen dispensar sin receta), se ha asociado a efectos secundarios sobre los ciclos de sueño-vigilia, la función sexual y la fertilidad.
Las evidencias científicas indican que la histamina tiene efectos sobre los distintos tipos celulares de los testículos
Las evidencias científicas indican que la histamina tiene efectos sobre los distintos tipos celulares de los testículos, y la nueva investigación analiza estudios realizados durante los últimos 40 años en líneas celulares, modelos animales y casos clínicos hospitalarios, para comprobar los potenciales efectos colaterales de los antihistamínicos sobre la función testicular normal.

         La histamina, clave en la regulación de la función reproductiva


La Dra. Carolina Mondillo, del Laboratorio de Endocrinología Molecular y Transducción de Señales del IBYME, una de las autoras del trabajo, ha explicado que sus hallazgos revelan que la histamina desempeña un papel clave en la regulación de la función reproductiva masculina, y que es necesario realizar nuevos estudios al respecto con el objetivo de desarrollar antihistamínicos que sean efectivos y seguros, y cuyo impacto sobre la fertilidad del hombre sea nulo o mínimo, por lo que en los estudios clínicos sobre estos medicamentos se deberían evaluar también sus efectos sobre la salud reproductiva y sexual.

jueves, 8 de marzo de 2018

TEST PARA SABER SI TIENES BUEN ESTADO DE SALUD

Independientemente de la edad que tenga, pero en especial a partir de los 50 años de edad, debería controlar su salud si desea disfrutar de una vida larga y feliz. Debería tener en cuenta antecedentes familiares como infartos, accidentes cerebrovasculares, cáncer o diabetes. Puede que no se atreva a ir al médico debido a ciertas razones y aunque las revisiones periódicas llevadas a cabo por un especialista son imprescindibles, también hay una serie de cosas que podemos comprobar nosotros mismos en nuestra casa.  A continuación encontrará nuestros consejos para que pueda autoevaluarse llevando a cabo un examen de salud. 



Falta de aliento

¿Puede subir dos pisos por escaleras sin perder el aliento? ¿Le duele el pecho cuando ha de subir unas escaleras? Si es así, ¡debería acudir a un médico! Esto puede deberse simplemente a una anemia, pero también puede deberse a problemas pulmonares o del corazón.

IMC

Compruebe su peso y su altura. Y a continuación compruebe su Índice de Masa Corporal (IMC). Un IMC entre 20 y 25 es normal, por debajo de 20 se considera un peso bajo y más de 25-30 se considera sobrepeso. Si supera los 30 se considera obesidad.
También puede medir su perímetro abdominal –  debería ser inferior a los 94 cm.

Tensión arterial

Puede comprar aparatos para medir la tensión arterial en Internet o tal vez también pueda prestarlos en su centro médico. Tome su pulso y su presión arterial cuando se encuentre en reposo. Su tensión arterial ha de estar entre los 130/80 y su pulso entre 60 y 100. Realice las mediciones durante una semana. Si su tensión arterial supera los 140/90 de forma continua, puede que sufra hipertensión arterial. Un pulso inferior a 60 puede ser normal o ser un indicio de hipotiroidismo. Una frecuencia cardíaca superior a los 100 debería investigarse con mayor detalle.
También puede comprobar su pulso colocando el dedo índice y el dedo corazón en su muñeca justo por debajo del pulgar y contando las pulsaciones por minuto.

Invierta en un test

En casi cualquier farmacia puede comprar test para comprobar el azúcar en sangre, el colesterol, la orina, la sangre en las heces, etc. Un nivel de azúcar superior a los 7 indica diabetes y un nivel de colesterol superior a 6 se considera elevado. Si realiza un test de orina, la albúmina, la glucosa y la sangre deberían dar negativas y si no es así debe acudir a un médico.

Capacidad visual

Debería ser capaz de leer libros (miopía) y las matrículas de los coches (hipermetropía), en su caso con las gafas puestas. Debería ir al oculista si ve algo borroso.

Capacidad auditiva

Debería ser capaz de escuchar el tictac de un reloj cuando se lo acerca a la oreja.

Examen de pecho

Independientemente de la edad, las mujeres deberían inspeccionar sus pechos con regularidad para descubrir posibles anomalías lo antes posible. Colóquese delante de un espejo y mírese. ¿Nota cambios, hoyuelos, enrojecimiento, descamación de la piel o de los pezones? Fíjese también en las diferencias entre los dos pechos.
Luego túmbese boca arriba y levante el brazo derecho por encima de la cabeza. Inspeccione sus pechos con los tres dedos del medio comenzando en las axilas. Si aprecia nudos o algo inusual hable lo antes posible con su médico. 

Compruebe sus lunares

Si tiene lunares, pecas, manchas cutáneas u otros puntos que cambian, crecen o que incluso sangran, debería ir al médico sin dudar. La mayor parte de los cánceres de piel se pueden tratar si se reconocen a tiempo. Cualquier herida que no se haya curado después de tres semanas debería ser examinada más detalladamente.

Diga ah

El cáncer de boca es cada vez más común. Puede comprobar su boca de forma sencilla mirando si tiene zonas blancas o inflamadas sobre la lengua. Preste atención si hay alguna zona que no se cure dentro de unas semanas. La inflamación o el sangrado de las encías también puede ser una señal de alarma y el indicio de una enfermedad periodontal o de una gingivitis. Si no se trata, estas enfermedades pueden causar abscesos y destruir las fibras que sostienen las piezas dentales. Las úlceras recurrentes en la boca o las encías sangrantes pueden ser síntoma de diabetes, anemia o un déficit de vitamina C.  

Heces

Preste atención a los cambios en sus heces. Debería ir al baño al menos una vez al día y en caso de que no sea capaz de hacer de vientre durante dos o tres días, debería comprobar si está ingiriendo suficiente fibra. Acuda al médico si sufre estreñimiento o diarreas durante más de dos semanas. Si nota que sus heces contienen sangre, debería ir al médico aunque sepa que se debe a hemorroides y en especial si la sangre tiene un color rojo oscuro o incluso negro.

Orina

Compruebe el color de su orina. Debería tener un color amarillo claro. Un color más oscuro es señal de deshidratación y eso puede causar enfermedades renales y problemas cutáneos. Cuanto más mayores nos hacemos, menos sedientos nos sentimos. Pero aún así, es muy importante que bebamos con regularidad, aproximadamente unos ocho vasos de líquido al día.  

Pérdida de pelo

Cada día perdemos pelo (entre 50 y 100 pelos), pero si pierde el pelo con más rapidez, esto se puede deber a una falta de hierro o a un déficit de proteínas. 

Uñas

Y nuestra última recomendación para este autodiagnóstico está relacionada con las uñas. ¿Sus uñas se parten o se agrietan con facilidad? ¿Están amarillas o tienen sombras? Esto puede deberse a una falta de nutrientes y minerales.  Cuanto más mayores nos hacemos, más hemos de cuidar nuestra ingesta de grasas saludables como las que contienen los aguacates o el aceite de oliva.
Recuerde – Si se preocupa por algo, debería acudir a su médico y pedir una cita lo antes posible.

domingo, 4 de marzo de 2018

ESTE ALIMENTO REDUCE EL RIESGO CARDIOVASCULAR EN HIPERTENSOS

Tomar al menos dos raciones de fermantados a la semana ayuda a reducir el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular en las personas con la presión arterial alta, debido a su contenido en calcio y probióticos.




El yogur podría ser un alimento útil para reducir las probabilidades de desarrollar problemas cardiovasculares, como un ataque cardiaco, un ictus, o una revascularización, en las personas con hipertensión arterial, según los resultados de un nuevo estudio, realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Boston, que han seguido durante 30 años a más de 74.000 personas con la presión arterial elevada.
Ya se había descubierto que tomar lácteos era beneficioso para las personas con hipertensión, resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, y ahora, Justin Buendia y sus compañeros han observado que tomar al menos dos porciones de yogur a la semana reduce un 30% el riesgo de ataque cardiaco en las mujeres y un 19% en los hombres, además de disminuir un 16% la probabilidad de que las mujeres tengan que someterse a una revascularización coronaria.



El calcio del yogur mejora las contracciones y relajaciones del corazón, y los probióticos ayudan a reducir la presión arterial
En general, se redujo un 20% el riesgo de accidentes cerebrovasculares y de enfermedad coronaria en el total de la muestra –55.898 mujeres entre 30 y 55 años, que participaron en el Nurses Health Study, y 18.232 hombres entre 40 y 75 años, del Male Health Professionals Follow-Up Study–, todos con hipertensión arterial. Este grupo fue analizado durante tres décadas desde 1980, mediante formularios en los que se registró el tipo de alimentación que llevaban, así como gracias a sus historiales médicos.

El calcio y los probióticos del yogur protegen el corazón

Los autores del estudio, que se ha publicado en American Journal of Hypertension, atribuyen estas propiedades protectoras del yogur a su contenido en calcio y en probióticos. El primero afirman que interviene en la contracción y relajación del corazón, y en el caso de los segundos existen evidencias de que ayudan a reducir los niveles de presión arterial.
Sin embargo, los investigadores subrayan la importancia de que el consumo de yogur se produzca en el marco de una dieta rica en fibravegetalesfruta, y granos integrales.

domingo, 25 de febrero de 2018

CONSEJOS PARA EVITAR DOLORES DE ESPALDA

Realizar diariamente estiramientos musculares y movilización articular durante aproximadamente 15 minutos al día para así mantener la espalda trabajada y protegida, realizar ejercicio de forma habitual y dormir de lado por el costado izquierdo son algunos de los consejos aportados por la fisioterapeuta, Cristina González Rodríguez, para prevenir la aparición del dolor de espalda.

Se trata de uno de los dolores más habituales entre la sociedad española, debido especialmente a la inadecuada forma de sentarse durante las largas jornadas laborales. De hecho, según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, más de la mitad de los trabajadores en España sufre dolor de espalda, siendo un 86 por ciento de afectados el que asegura que las dolencias se agravan gradualmente debido a las condiciones laborales.

"Algunos de los factores de riesgo más habituales tanto en la aparición como en la perpetuación de esta molestia son el sedentarismo, los malos hábitos posturales, el sobrepeso y el estrés", ha explicado la experta, para destacar la necesidad de mantener unos adecuados hábitos para evitar su aparición.

En este sentido, la doctora ha aconsejado restringir las grasas saturadas, optando por grasas saludables como los Omega-3 presentes en pescados azules; comer proporciones adecuadas de hidratos de carbono y elegir los que provengan de hidratos complejos (pastas, legumbres integrales); consumir frutas y verduras todos los días ya que ayudan a limpiar el organismo y disminuyen la aparición y perpetuación del dolor crónico; y mantener un nivel de hidratación correcto intentando llegar al menos a dos litros de agua diarios.

Del mismo modo, ha subrayado la importancia de mantener la espalda recta y completamente apoyada en el respaldo con los hombros relajados y las rodillas alineadas en altura con la cadera o un poco por debajo de ésta; evitar movimientos bruscos al realizar gestos cotidianos como el sentarse y levantarse, ya que estos gestos realizados sin calentar puede desencadenar lesiones musculares; y, para aquellas personas que trabajan en una oficina, no cruzar las piernas, apoyar los pies en el suelo, alinear la cadera con las rodillas, tener los hombros relajados y los codos en ángulo recto y adaptar la posición de la silla.

"También es importante la postura tomada en los vehículos, a la hora de emprender un viaje hay que regular bien la altura del asiento del coche. En el caso de un paseo en bicicleta es necesario modular la altura del sillín para que no sufran ni la espalda ni las rodillas. En caso de dolor de espalda, para aplacarlo es importante aplicar calor suave en la zona dolorida durante no más de 10 minutos, para ayudar así a relajar la musculatura", ha apostillado.

domingo, 18 de febrero de 2018

UN NUEVO ANTIBIÓTICO NATURAL

Un grupo de investigación del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Córdoba ha analizado el efecto de la rodomirtona sobre el neumococo.




La creciente resistencia a los antibióticos por parte de algunas de las bacterias más comunes entre los humanos se ha convertido en un problema a nivel mundial. La selección natural hace que el simple uso de antibióticos para luchar contra una especie de patógenos les haga, a la larga, desarrollar resistencia a los mismos.

La preocupación de acabar ante un escenario como el previo al descubrimiento de la penicilina es lo que hace que la comunidad científica lleve años buscando una solución a este problema creciente. Movido por esta situación, el doctor de la Universidad de Córdoba, Manuel J. Rodríguez, comenzó a estudiar los efectos de la rodomirtona como antibiótico para combatir las infecciones provocadas por Streptococcus pneumoniae, una bacteria Gram-positiva conocida comúnmente como neumococo.

La rodomirtona es una molécula que se extrae de una planta del sudeste asiático conocida como Rhodomyrtus tormentosa y cuyo efecto había sido probado sobre bacterias Gram-positivas por un grupo de investigación de Tailandia. Ante el conocimiento de las propiedades antimicrobianas de la molécula, Rodríguez decide ir un paso más allá y estudiar el posible efecto antibiótico sobre cepas de neumococo, la bacteria responsable de enfermedades como la neumonía, la meningitis, la bronquitis o la sinusitis.


Como eje central de la investigación, se comprobó que la sustancia era efectiva en neumococo y se determinó la cantidad necesaria para causar la muerte de la bacteria o inhibir su crecimiento. De esta manera, la sociedad contaría con una nueva sustancia para hacer frente a las enfermedades microbianas causadas por el neumococo en el momento en el que la resistencia a los actuales antibióticos haga disminuir la eficacia de los mismos.
Para asegurar el funcionamiento de la rodomirtona y tener un conocimiento más profundo sobre la misma de cara a su utilización futura, la investigación derivó en la búsqueda del mecanismo molecular de la misma.

Para conocer la forma de actuar de la molécula sobre el neumococo se realizaron análisis proteómicos y metabolómicos en los que se estudió el comportamiento de enzimas y metabolitos tras el tratamiento con esta nueva sustancia. De ambos análisis se extrajo que algunas de las enzimas y metabolitos alterados tras la exposición a la molécula estaban implicadas en la síntesis de la cápsula del patógeno, que es una capa mucosa que envuelve al patógeno y que es un factor de virulencia en sí.

Así, la investigación concluye con la revelación de la rodomirtona como antibiótico efectivo sobre el neumococo y con pistas de su mecanismo molecular de acción, que en este caso sería la disminución o eliminación total de la cápsula del patógeno. Esta investigación pone de manifiesto que la lucha frente a las enfermedades microbianas no es una guerra definitiva, sino continua. La selección natural que hace que los patógenos generen resistencia es la misma que obliga a la comunidad investigadora a seguir dando pasos en esta lucha, ya que los antibióticos efectivos hoy día podrían no serlo dentro de 40 o 50 años.