Translate

miércoles, 6 de diciembre de 2017

UNA FORMA FÁCIL DE CONTROLAR LA HIPERTENSIÓN

La reducción en la ingesta de sal y el aumento en la de frutas y verduras contribuyen favorablemente a controlar la presión arterial.



Los resultados de un nuevo estudio publicado en la revista del Colegio de Cardiólogos de los EE.UU. indican que una dieta rica en frutas, verduras, productos lácteos con bajo contenidograso (dieta DASH), así como una reducción en el consumo de sodio, reducen la presión arterial sistólica (SBP) en sujetos pre-hipertensos o con hipertensión en estadio 1. Se trata del primer estudio dirigido a determinar la contribución de los mencionados factores dietéticos, juntos y por separado, en la prevención y control de la enfermedad en pacientes sin tratamiento farmacológico antihipertensivo. La reducción en la ingesta de sodio se asoció con una diferencia media de entre 3.2 y 8.99 mm Hg con respecto de la SBP basal.
En los pacientes que continuaron con la ingesta elevada de sodio pero que adoptaron la dieta DASH la reducción de la SBP estuvo entre los 4.3 y 10.6 mm Hg, mientras que en los pacientes que adoptaron ambas medidas dietéticas los valores de SBP se redujeron entre 5.3 y 10.9 mm Hg. La reducción fue mayor en los pacientes con valores basales de SBP más elevados, particularmente cuando éstos fueron mayores de 150 mm Hg.
Los autores indican que los hallazgos subrayan la importancia de los dos factores dietarios examinados en este grupo de alto riesgo.

domingo, 26 de noviembre de 2017

EL EQUILIBRIO DE LA FLORA INTESTINAL PREVIENE DE PATOLOGIA DEGENERATIVA DEL SISTEMA NERVIOSO

Los humanos tienen aproximadamente tantas células bacterianas en sus cuerpos como células humanas y la mayoría de esas bacterias viven en el intestino. Una nueva investigación publicada este lunes revela vínculos entre el microbioma intestinal y enfermedades cerebrales como el Parkinson y el Alzheimer, lo que lleva a posibles nuevas formas de rastrear y tratar estas enfermedades.

Casi 100 billones de microbios  viven en el tracto gastrointestinal humano en cualquier momento, ayudando a regular la función inmune y la inflamación, dos factores que se cree que juegan un papel en enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer. A medida que siguen sin encontrarse curas para estas patologías, los científicos están buscando en el microbioma nuevas perspectivas y nuevas estrategias.
Los nuevos hallazgos, presentados en Neuroscience 2017, la reunión anual de la Sociedad de Neurociencia, apuntan que los metabolitos derivados del microbioma bloquean el plegamiento incorrecto de la proteína en tubos de ensayo y previenen la neurodegeneración en un modelo de mosca de una patología relacionada con el Parkinson, sugiriendo que los metabolitos derivados del intestino pueden ser prometedores.
Un modelo de rata de la enfermedad de Parkinson muestra niveles elevados de una proteína inflamatoria en el colon, identificando un posible nuevo biomarcador para el trastorno. Además, los primates no humanos que recibieron inyecciones estomacales de una proteína asociada con el Parkinson muestran signos de la patología en sus cerebros, lo que revela que ésta puede diseminarse desde el intestino hasta el cerebro.
Por otra parte, investigadores han detectado que un gen asociado con el riesgo de la enfermedad de Alzheimer influye en el microbioma intestinal de los ratones, lo que potencia una nueva estrategia de tratamiento. Además, el tratamiento con probióticos corrige los problemas de memoria en un modelo de ratón con Alzheimer, lo que sugiere que alterar el microbioma puede ayudar a retrasar la enfermedad.
"Los resultados presentados hoy se suman al creciente cuerpo de evidencia que muestra la influencia del intestino en el cerebro y la relación crucial entre los dos", afirma la moderadora de la conferencia de prensa para presentar estos datos, Tracy Bale, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, y del Centro de Desarrollo Cerebral y Salud Mental Materna. "Apuntar al intestino presenta un ángulo diferente y prometedor para abordar los trastornos cerebrales a lo largo de la vida", concluye.

viernes, 24 de noviembre de 2017

FITOTERAPIA RACIONAL EN SABER VIVIR DE TVE1 EL 30-05-17

Os dejo la participación que tuve en SABER VIVIR de TVE1 el martes 30 de Mayo hablando del uso de la fitoterapia, su beneficio para curar o apoyar en la curación de enfermedades pero la necesidad de que sea un profesional quien la prescriba. Espero que sea de vuestro interés.










martes, 14 de noviembre de 2017

LA SOJA Y EL JENGIBRE EN SABER VIVIR DE TVE1 18 10 17

En esta ocasión hablamos de la soja y el jengibre con Macarena Berlín , la Dra. Bellón y el Dr. de Benito. Son plantas orientales que están teniendo mucho arraigo en nuestro país con grandes virtudes culinarias y medicinales.







lunes, 30 de octubre de 2017

ALIMENTOS ENERGETIZANTES Y CUIDADO DE LA PIEL 01 09 17

En el chiringuito tratamos cómo sacar energía para adaptarte a los cambios del otoño, para la astenia otoñal y en qué alimentos y complementos nos podemos apoyar El la mesa del plató contamos con la dermatóloga Elena Tévar y hablamos de cómo proteger la piel tras las inclemencias del sol y de la importancia del aloe vera para su cuidado y regeneración.








domingo, 22 de octubre de 2017

LOS COMPLEJOS VITAMÍNICOS PREVIENEN EL RIESGO DE AUTISMO

Un estudio observacional llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Drexel ha encontrado una relación entre el consumo durante el embarazo de complejos vitamínicos y el riesgo de que el bebé desarrolle autismo.




Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la universidad estadounidense de Drexel, en Filadelfia (EE.UU.), y publicado por la revista científica The BMJ ha relacionado la suplementación de la dieta materna con complejos multivitamínicos (con y sin ácido fólico y hierro) con una reducción considerable en el riesgo del feto de desarrollar autismo.

Para llevar a cabo la investigación, los autores tomaron como referencia a una muestra de más de 270.000 pares de madres e hijos residentes en Estocolmo (Suecia). El nacimiento de los hijos había tenido lugar entre 1996 y 2007, de forma que a fecha de la recogida de datos (finales de 2011), tenían entre 4 y 15 años. En esa recogida de datos, se prestó especial atención al consumo de complejos multivitamínicos por parte de las madres durante el embarazo.
El riesgo de que el bebé desarrollase autismo en las mujeres que complementaron su dieta con complejos vitaminados era del 0,26%. En las que no tomaron estas vitaminas el riesgo aumentó hasta el 0,48%


Con los resultados en la mano, los investigadores comprobaron como entre el grupo de madres que habían suplementado su dieta con complejos vitaminados, con o sin ácido fólico (casi 62.000), sólo se habían registrado 158 casos de niños con autismo, lo que representaba un porcentaje del 0,26%. En el grupo de madres que no habían consumido estos productos (más de 90.000), por el contrario, los casos ascendieron hasta 430 (0,48%). El consumo de ácido fólico o hierro por sí solos, por su parte, no mostró ninguna asociación con el autismo, ni en sentido positivo ni en negativo.
Al tratarse de un estudio observacional, los autores de la investigación reconocen que no se puede establecer una relación causa-efecto entre ambas variables. Sin embargo, la llamativa diferencia en el riesgo de que el bebé padezca autismo entre las mujeres que suplementaron su dieta con complejos vitaminados y las que no lo hicieron lleva a los investigadores a resaltar la necesidad de realizar nuevos estudios que indaguen en esta relación.

Alimentación y estilo de vida

Aunque parece haber consenso en que el desarrollo del autismo se debe a cambios y mutaciones en los genes, a día de hoy siguen sin ser identificadas todas las secuencias de ADN que intervienen en la enfermedad y tampoco se conoce a ciencia cierta cuál es la causa o las causas que provocan esa mutación. Desde hace unos años diversos estudios han señalado que el autismo se desarrolla ya durante la gestación, de forma que a partir de ahí se han desarrollado también teorías que relacionan la alimentación y el estilo de vida con el riesgo de desarrollar autismo.

En ese sentido, por ejemplo, hay estudios que han llegado a la conclusión de que tomar demasiado ácido fólico durante el embarazo podría aumentar el riesgo de autismo en el bebé,  pero también hay otros que han destacado el efecto protector de su ingesta.  De la misma forma, también hay investigaciones que han vinculado el déficit de hierro durante la gestación  con las probabilidades de que el bebé tenga autismo.

viernes, 20 de octubre de 2017

LA MEMORIA Y LOS MINERALES EN LA MUJER EN SABER VIVIR DE TVE1 30 8 17

En el chiringuito inicial tratamos el tema de la memoria y dos plantas que actúan muy bien en este sentido. Y en la mesa, junto a la ginecóloga María Jesús Cancelo, hablamos de la importancia de minerales como el hierro, el calcio, el magnesio y el ácido fólico para la salud en general y en particular para la salud femenina.